abril 16, 2020

Consejos para estudiar enfermería

Puede que la escuela de enfermería no sea una escuela de medicina, pero no hay duda de que es un reto. De hecho, para los estudiantes que gestionan su trabajo, su vida personal y sus estudios de enfermería al mismo tiempo, el reto puede parecer insuperable. ¿Cómo se supone que vas a leer todos esos capítulos, asistir a los laboratorios, tomar notas, prepararte para los exámenes y recordar todo lo que estás aprendiendo mientras sigues manteniendo una apariencia de vida normal? Es difícil, pero también es posible. La clave está en estudiar de forma más inteligente, no más dura.

A continuación, exploraremos consejos y estrategias de estudio probados que no sólo te ayudarán a mejorar tu rendimiento en tu programa de enfermería, sino que también te ayudarán a hacer la vida un poco más agradable.

Estudia a diario

Un error fatal que cometen muchos estudiantes de enfermería es dejar sus estudios los cursos enfermería para el fin de semana, o procrastinar hasta la hora del examen. En la escuela de enfermería no hay lugar para la procrastinación. No se puede estudiar una semana en unas pocas horas, ni esperar hasta el final del semestre y esperar aprender todo lo que se necesita para aprobar el examen de enfermería. La clave para sobresalir en la escuela de enfermería es estudiar un cada día y mantenerse al día. Estudiar un poco cada día es la clave del éxito en la escuela de enfermería.

Gestión del tiempo

Uno de los mayores obstáculos para el éxito de los estudiantes de enfermería es la mala gestión del tiempo. La gestión eficaz del tiempo es esencial para tener éxito en la escuela de enfermería. Los estudiantes de enfermería que luchan con la gestión de su tiempo, y el establecimiento de prioridades, tienen dificultades.

El aspecto más importante de la gestión eficaz del tiempo es establecer un horario y cumplirlo. Al principio de cada semestre, revisa tu programa de estudios de enfermería para ver las fechas importantes, incluyendo los plazos de las tareas, las horas clínicas y los exámenes. Una vez que hayas identificado todas las fechas importantes, utiliza un dispositivo de planificación (calendario, teléfono, etc.) para hacer un seguimiento de estas fechas. No anotar las fechas importantes al principio de cada semestre es una receta para el desastre.

A continuación, crea un calendario mensual y semanal que incluya las tareas, los hitos y los objetivos para preparar cada una de estas fechas. Al principio de cada semana, planifica tu semana identificando lo que debes realizar diariamente para cumplir tus objetivos semanales. Para obtener más información sobre la gestión eficaz del tiempo, lee Utilizar la gestión del tiempo para mejorar la capacidad de estudio.

Estudia el material adecuado

No hay suficientes horas en el día para cubrir en profundidad todo el material que se te asignará para leer y estudiar como estudiante de enfermería. Parte de tu trabajo consiste en determinar qué material es más importante y en qué vas a centrar tu tiempo de estudio. Te recomendamos que prestes mucha atención a los temas que tu instructor trata en clase. Los temas en los que se centra tu instructor, y los puntos clave en los que se hace hincapié durante la clase, es donde debes centrar la mayor parte de tu estudio.

Concéntrese en el pensamiento crítico, no en la memorización

Se te va a exigir que aprendas y memorices mucha información como estudiante de enfermería, pero no te distraigas de la habilidad más importante que necesitas y debes desarrollar: el pensamiento crítico. Los programas y exámenes de enfermería están diseñados para obligar a los estudiantes a desarrollar y utilizar sus habilidades de pensamiento crítico. Los hechos y los datos son útiles, pero no te permitirán evaluar el estado y la situación únicos de un paciente. El objetivo del pensamiento crítico como estudiante de enfermería debe ser:

Pensamiento dirigido con un propósito

Orientado a hacer juicios basados en la evidencia en lugar de confiar en conjeturas basadas en la opinión
La mayoría de los exámenes de enfermería utilizan preguntas basadas en casos o en aplicaciones. Los estudiantes de enfermería suelen referirse a este tipo de preguntas como «estilo NCLEX». Normalmente, estas preguntas emplean un formato de elección múltiple con cuatro opciones de respuesta, como se muestra en los ejemplos del entrenador de preguntas del NCLEX que aparecen a continuación.

SHARE:
Salud 0 Replies to “Consejos para estudiar enfermería”
admin1221

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *